domingo, 25 de marzo de 2012

Matemáticas para niñas

Hay un capítulo de los Simpsons en el que el director Skinner afirma que las niñas son peores en las "asignaturas de verdad", refiriéndose a las Ciencias y a las Matemáticas en especial. Todo ello lleva a una sucesión de acontecimientos más o menos graciosos y/o entretenidos (o ninguna de las anteriores) que no vienen al caso.

Más testimonios, Platón, en el Libro V de La República, llega a la siguiente conclusión: Las dotes naturales están similarmente distribuídas entre el hombre y la mujer; sólo difieren en que la mujer es más débil. por lo tanto las mujeres debe realizar las mismas tareas que los hombres y recibir la misma educación. En cambio, para Aristóteles las mujeres estaban en un nivel tan bajo como el de los esclavos, llegando incluso a considerarlas como simples herramientas reproductivas. Y también está Nietzsche, al que se le atribuye la siguiente cita: "La mujer fue el segundo gran error de Dios".

Pero como hasta el más tonto tiene algo de razón (lo cual es muy interesante de analizar), fijémonos en las palabras de Skinner y vayamos al fondo: ¿cómo de diferentes somos hombres y mujeres? ¿Hay diversas tareas para que los hombres están mejor preparados y viceversa? ¿Es cierto que los hombres son, en general, más fuertes y las mujeres más inteligentes? ¿Son las mujeres más sensibles que los hombres? ¿O somos todos iguales en todo y son esas diferencias, por inexistentes, las que nos hacen únicamente iguales (palabras sacadas del director Skinner)?

Como atenuante, en mi clase (estudio Matemáticas) hay una ligera mayoría de féminas, pero entre los tres mejores sólo hay una chica. ¿Casualidad, lógica o simple estadística?

7 comentarios:

Riddler dijo...

Este tema es especialmente delicado debido a que siempre aparecen tanto polos feministas como machistas. Intentaré redactar de la manera más neutra que me sea posible.. Está claro que existen mujeres que podrían apalear a un hombre medio (esas culturistas tan sexys sin ir más lejos), pero hablando estadísticamente la fuerza se le atribuye al hombre por naturaleza. En cuanto a la cuestión de inteligencia está repartida equitativamente, e incluso muchas veces se le debería de atribuir más a las mujeres ya que, a mi parecer, son más astutas que los hombres. Analizando la inteligencia académica repito que según mi opinión el resultado está igualado. Quizás en tu situación, observando los resultados en matemáticas haya más hombres que mujeres destacando, sin embargo, en mi situación es totalmente al contrario, lo que iguala las estadísticas. Es decir, coincido con Platón respecto a que esta cualidad está igual nivelada tanto en hombres como en mujeres, no está condicionada por sus cromosomas.

Solo me queda por añadir un desacuerdo rotundo con el tema de que las "asignaturas de verdad" sean las ciencias, es todo.

Juanjo dijo...

No nos diferenciamos más que en algunos aspectos físicos lógicos. En realidad los machos somos una mutación de hembras, somos "hembras tuneadas" o "hembras deformes" o como lo queráis llamar.

Por ejemplo, hay una ligera diferencia a favor de los hombres en capacidad visoespacial, algunos lo atribuyen a que los machos se dedicaban a la caza y las mujeres a la crianza y la recolección. Pero son meras hipótesis. En cuanto a la potencia física como población los machos son más corpulentos y obviamente más fuertes. Sin embargo el umbral de dolor es diferente, las mujeres son capaces de aguantar mucho más dolor como población que los hombres (lo cual es lógico porque tienen que afrontar el parto, si tuvieran nuestro umbral de dolor se desmayarían porque somos unos niñatos que no aguantamos na de na).

Pero salvo estas nimiedades, yo no veo más diferencia entre un hombre y una mujer que entre un hombre y otro hombre.

Hala, ahora que vengan las feminazis a decirme que soy malvado y todas esas cosas.

Míru dijo...

En mis estudios, que están compuestos de "asignaturas de mentira", hay bastantes más chicas que chicos. Y en mi residencia, con una nota mínima de 8 sobre 10 en selectividad, la gran mayoría también lo son.

Yo sí creo tenemos otras aptitudes y también actitudes. No conozco mucho sobre estudios y demás, lo que sí sé es que hay libros que lo analizan. En concreto uno llamado "porqué las mujeres no saben conducir y porqué los hombres no saben orientarse", o algo así.

Y, al pensar en estos temas, también suelo recordar a mi profesor de autoescuela. Él decía que los hombres éramos más temerarios al volante por naturaleza. Y, como muestra, cuando hay un grupo de infantes jugando con un balón en una plaza y el balón se cuela en un árbol, en la mayoría de los casos el que intenta trepar para recuperarlo es el niño. Lo que quizá también tenga que ver con la fuerza física y la seguridad extra en las capacidades de cada uno y tal.

¿Alguien que nos demuestre que hembras y machos no somos intrínsecamente diferentes?

Míru dijo...

No había leído tu comentario Juanjo ;)

Míru dijo...

Por cierto, sabía que se me olvidaba algo... Tengo una pregunta y va totalmente en serio:

¿Por qué las chicas no hacen gracia?

No me negaréis que generalmente los mejores humoristas, cómicos, etc., son chicos.

Pero es que a nivel cercano, es lo mismo. Entre la gente que he conocido, por lo general, si ha habido payasetes han sido chicos y chicas que recuerde con buen sentido del humor o que me hayan hecho reír.. pocas pocas eh.

Ala, hasta luego!

Riddler dijo...

Supongo que será porque tú eres también un chico. Los chicos y las chicas tenemos humores distintos. En cuanto a lo de payaso de clase, también las hay, pero las chicas en su gran mayoría prefieren no hacer el ridículo haciendo el tonto..

Juanjo dijo...

No creo que podamos afirmar que hay más humoristas machos que hembras. Tendríamos que tener un muestreo aleatorio simple en poblaciones diferentes a lo largo del globo y eso requiere mucho tiempo y esfuerzo.

Si te refieres a que los tíos hacemos el payaso en la adolescencia y probablemente durante la vida en mayor medida que las tías, yo tengo una hipótesis al respecto (pero no es más que pura especulación). Como los que tienen que "ganarse el derecho a follar" son los machos (porque ellas tienen el capital reproductivo en la especie), tenemos que desplegar una amplia gama de conductas para llamar su atención. Los machos de todas las especies suelen ser más coloridos y "bonitos" que las hembras simplemente porque las hembras no compiten para reproducirse, solamente seleccionan al macho que tiene mejores atributos y estos atributos pueden ser una cola como la de los machos de pavo real o el macho que mejor ejecute una tarea determinada, o el que simplemente capte la atención de la hembra con mayor duración y frecuencia...