jueves, 18 de diciembre de 2008

TIPOS DE PROFESORES

Buenas gentes.
Como esto lo leemos 4 gatos, me voy a permitir una confidecia: pinchad aquí
www.zm.nu
Pero hacedlo rápido, porque lo que os "enseño" dejará de estar pronto. Es el disco que recomiendan justo hoy y puede que algún día más, pero pocos. Investigad algo sobre él porque así descubriréis cosas que yo callo en clase... ¡porque son irrelevantes para la filosofía!
Y, bueno, relacionado con lo anterior, satisfacedme una curiosidad. ¿Qué tipo de profesor preferís?. ¿Cuál es parece mejor, y en qué sentido?. ¿El "profesional" distante, que da su temario con pulcritud técnica?. ¿El "enrollado" que cultiva una complicidad con el alumno contando cosas de su vida, tomando cañas con ellos si es menester...?. ¿El inflexible en cuanto a mínimos de calidad?. ¿El "abuelita", sobreprotector, paternalista empalagoso?. ¿El que regala aprobados por respirar?. En fin, yo suelo decir mil cosas para ilustrar lo que enseño... pero nunca hablo de mí, como no sea para enseñar, nunca para exhibir. La recomendación de hoy es una excepción... Pero a veces me pregunto cómo veis vosotros los distintos tipos de profesores. Os propongo hacer una ordenación taxonómica de estilos de profesores, con su correspondiente valoración.

3 comentarios:

Benito Camela dijo...

Hola

Ya he estado "vacineando" por el enlace, bueno chaval suerte en este mundillo aunque como yo digo "no busques la pasta, porque solo la tendrás si ella te busca a ti, hazlo por disfrute personal"

Bueno, en cuanto los tipos de profesor, supongo que depende de la mentalidad del alumno y por tanto, triunfarán los profesores que ponen aprobados para respirar, porque como ya he observado, el gran porcentaje de "estudiantes", busca eso, el aprobado.

TOP 10 EN TIPOLOGÍA DOCENTE:

1.(De mi cosecha) "EL AUTÉNTICO":
No tiene por qué ser enrollado, no tiene por qué impartir clases amenas, no tiene por qué ser ni siquiera guapo, basta con que no enfoque tu existencia miserable de subproducto de la sociedad a aprobar porque si no,no llegarás a bachiller, y entonces no entrarás en una carrera y por tanto no tendrás un trabajo y acabarás tocando asquerosos pasodobles en la boca del metro, no, me basta con que me aboque al saber, a la curiosidad, a no apoltronarme en el sofá con la play station cuando me toca , y con los apuntes cuando me toca, que me anime y me estimule a moverme y ver cosas, a tener una mayor visión general de lo que es y puede ser la vida.

2.EL INFLEXIBLE EN CUANTO A MÍNIMOS DE CALIDAD.

No he acabado de entender esto, pero básicamente, me recuerda a cierto profesor de matemáticas que me suspendió, e hizo bien, porque , bueno es una pieza perfecta de la sociedad y hace bien su trabajo en la sociedad, toda su capacidad va a mantener un listón, los que pasen ese listón, están capacitados para el siguiente "nivel", el resto no. Básicamente el tipo de profesor que según mi amigo Marx, allana el camino a la educación formada en función del modelo socio-económico de nuestra sociedad, es decir, el que ayuda a que se distribuya la población a lo largo de distintas profesiones, es necesario que la mayoría no pase de la ESO, porque se necesitan obreros, los que pasan a licenciaturas si tienen "contactos", accederán a altos puestos, y los que no, serán mil euristas, funcionarios etc. Vamos que este profesor es la herramienta perfecta para el sistema socieconómico que impera en España y que necesita cierto porcentaje de aprobados, cierto porcentaje de suspensos y cierto porcentaje de matrículas de honor..., siento que me guste tanto Marx.Ya que estudia alguien, que estudie el mejor...es la idea.

3.EL PROFESIONAL=PULCRITUD TÉCNICA.

El que te trata como un ser, que se sienta a un nivel más bajo de la palestra, y por tanto es inferior, no sabe nada, no tiene ideas propias, es una "tabula rasa" sobre la que escribir, el que cree ciegamente en el sistema de enseñanza moderno en el que la experiencia es una mierda y la transmisión de conceptos del profe al alumno es la gloria, básicamente el que cree que los alumnos son receptáculos vacíos , que él, todo poderoso profesor fracasado, se digna a llegar con su "ilimitada sabiduría"..., siento ser tan cruel, quien se de por aludido, que se de, aunque no creo que nadie lea esto...

4.EL ENROLLADO (CON CIERTOS MATICES)

El enrrollado está en penúltima posición por una sola razón, los profesores enrollados, suelen ser muy guays y muy tal, pero incompetentes en su trabajo y falsos como judas, van de amigos de sus alumnos, pero en realidad los aprecian tanto como el moco que se sacan y pegan debajo de la mesa. Y como la falsa amabilidad, a mi personalmente me mata, que le den... Qué coño, los profesores a lo suyo y los alumnos a lo suyo , es como cuando tus padres quieren ser tus amigos...eso no es normal, es como un niño que se comporta como un adulto...los gatos que bufen, y los perros que gruñan, pero que no cacareeen...

5. EL PATERNALISTA.

Bueno, este simplemente me hace bomitar, cuando vas a parbulitos, es viable, pero cuando tienes 15-18 años, pues como que no encaja contigo y te hace reír, le pierdes el respeto, te le subes a la chepa y gritas algo así como "VIVA LA LIBERTAD", a lo William Wallace...


Quiero dejar claro, que esto es un mero ranking, en realidad , cada profesor, como persona que es, es infinítamente más complejo que una etiqueta cutre como las que yo he hecho, por tanto habrá profes enrollados que te caigan mal, profes auténticos, que no te convenzan del todo, profes paternalistas que te agraden..., pero es un modelo sobre el que guiarse...

el opinador dijo...

Holas!

La verdad que coincido a grandes rasgos con los tipos de profesor que prefiere y que detesta Benito Camela, por cierto, un saludo Benito, siento lo de las campanadas...

No obstante, quiero ver el post desde un punto de vista diferente, ya que lo que me he preguntado al leerlo ha sido algo distinto a qué profesores prefiero. Lo que me he preguntado ha sido que si los profersores han de modificar su comportamiento o no según el tipo de alumnado que tenga, y que cuáles pueden ser esos comportamientos universales que valgan para todo tipo de alumno.

La primera pregunta es compleja, podemos pensar que todo obedece a una especie de selección natural, en la que los profesores terminan enseñando en institutos de su nivel, o podemos pensar que éstos han de renunciar a ciertos principios docentes porque no son compatibles con el alumnado que tienen.

El primer caso podría reducirse a aquellos institutos de pago o a los marginales, es decir, a los extremos. Pero en medio quedan la gran mayoría de centros con la mayor bolsa de profesores. Por ello me decanto más por la segunda opción.

Creo que cada profesor imprime en sus clases un sello propio, esto es obvio, son personas que se expresan de una forma, tienen una determinada paciencia, etc. Pero en muchas ocasiones han de cambiar dentro de las clases para que éstas no se les vayan de las manos. Enlazado con ésto vuelvo a lanzar la segunda pregunta que me hacía al principio: ¿cuáles son los comportamientos universales que todos los alumnos aceptan?

Primero hay que creer algo, que los haya. Porque todos hemos visto las películas de domingo por la tarde en la que un estupendo profesor acepta el reto de dirigir la peor clase del peor gueto norteamericano y logra ganarse el apoyo y reconocimiento de todos sus alumnos mediante su exquisito trato con ellos -o sor bandurria sin irnos más lejos-. Historias así, aunque han podido suceder, las dejo para la ficción.

Por tanto no creo que un profesor pueda triunfar allá donde vaya con su simple personalidad, lo que no quiere decir que no existan mejores y peores maneras de ejercer la docencia.

Para mí, lo primero que debe coseguir un profesor es que al alumno le interese el contenido de las clases, pese a que sean un auténtico coñazo. Aunque para ello deba exprimirse la mente, si lo consigue, tendrá la mitad del éxito en sus manos.

También considero que debe hacer creer al alumno que en el fondo sus intenciones son buenas. Para ello puede ponerse casi cualquier careta, de amigo, de mala leche, de inflexibilidad, de pasotismo... pero que el alumno se dé cuenta de que su objetivo es hacer que aprenda, no que apruebe como bien decía Benito.

Además, un profesor debe dar la cara por sus alumnos siempre que éstos se lo merezcan, y no mantenerse al márgen una vez que sale del aula.

Y así se me vienen a la cabeza mil comportamientos más, pero todos apuntando a lo mismo, al alumno. Y es que es ahí donde está la clave del éxito. Desgraciadamente los alumnos nos preocupamos de aprobar sin que nos interese aprender, por lo general. La culpa no creo que sea nuestra, es a ello a lo que nos obligan cuando nos inculcan desde nuestra familia o desde nuestra sociedad la necesidad de aprobar y sacarse una carrera y todo eso, no de aprender y de ser culto. También gran parte de culpa tiene nuestro sistema de educación, que nos atiborra a letras y letras vacías de antiguos sabios, viejas teorías y educación obsoleta de conocimiento. estos contenidos son muy jugosos si te especializas en ellos, con saber que existen basta.

¿O acaso no es más importante saber sobre seguridad vial, sexual o sobre los medios de comunicación? Sobre cosas con las que convivimos cada día. ¡Si muchos pasan más horas delante del televisor que junto a su familia! ¿No creeis que sería más beneficioso para nosotros tener una buena educación en esos temas que saber en qué año comienza el Paleolítico o quién dijo tal frase?

Bueno que me desvío, lo siento, estoy con ganas de escribir hoy. Que lo dicho, gracias a quien me haya leído y animaos a escribir anda!

Un saludo!


"foryar"... esta palabra tengo que poner en el cuadrito de verificación... en fin.

WKYA-Radio dijo...

Mientras se preocupe por ti, le guste enseñar y te cree interés por la asignatura.. resuelva tus dudas y aprendas con el...

Ya puede clavarse en el examen, va a hacer que el que no sepa suspenda. Ya puede ser enrrollao, a través de sus anécditas tambien aprendes...

Ojo! asi los hay pocos...